lunes, 15 de febrero de 2010

La animadora

Estuve ingresado en un hospital. Me aburría. Daba vueltas, hablaba con los internos, seguía a las enfermeras. El jueves llegó una animadora y nos llevo a un patio. Sacó un juego de mesa y nos propuso participar. Se trataba de darnos unas pistas para descubrir una palabra. Empezó a leer las targetas y yo inmediatamente daba con la clave. La animadora estaba sorprendida, y el resto de pacientes dejaron de interarse. Pero la animadora continuó, estaba muy interesada en mí. Lo que no sabía es que yo el día antes había estado leyendo las targetas, por hacer algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario