sábado, 13 de febrero de 2010

Sueños 2

Vivía tan despreocupado que mis sueños eran maravillos, tan mágnificos como fuegos artificiales. Pero llego el invierno y me compré un calefactor, y esa noche lo puse al máximo para volver a tener pesadillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario