lunes, 15 de marzo de 2010

El caballo

Se preguntaron si el caballo cuando corría había un momento que estaba con las cuatro patas en el aire. Unos opiniban que sí y otros que no. Decidieron aplicar un nuevo invento, el cinematógrafo. Después de ver las imagenes constataron que durante un instante el caballo no apoyaba ninguna extremidad. De hecho, el caballo nunca toca la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario