domingo, 11 de abril de 2010

Embriaguez

Tengo una resaca de No-me-olvides. Parece como si no hubiera espacio para mí entre el suelo y el techo. Como si tuviera copos de nieve en la cabeza. El cuerpo está lleno de ramas rotas y secas. Quiero descansar y en mi reposo se abre una claridad y los enigmas del universo se resuelven con sencillez. Pero mañana lo habré olvidado todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario