jueves, 29 de abril de 2010

Mi hija

Mi hija es lo más puro que hay en esta casa.
Madre e hija son una. Sus alientos huelen a vida. Son tan inocentes que necesitarían nacer otra vez para hacer el mal.
Sus sonrisas se desbordan por sus labios y me dicen: protégenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario