domingo, 9 de mayo de 2010

Cine español

Estaba sentado en las escaleras de la Plaza de la Quintana cuando me levanté y di un paseo por arriba. Se me acercó un joven y me preguntó si quería costo. Dije que no. Pero unos policias que paseaban se lo olieron se acercaron a pedirme el carnet.
-No lo llevo encima -dije.
-¿De dónde eres? -me preguntó el otro policia.
-De Valencia.
El policia lo captó al instante, pero el cine español, con demasiada frecuencia, no lo entiende.

No hay comentarios:

Publicar un comentario