domingo, 2 de mayo de 2010

Enola Gay

Abrieron la escotilla y Big Boy fue lanzado. Inmediatamente ascendieron, pero tras unos minutos una explosión sacudió cielo y tierra. Y una bolsa de nubes, que se rompía una y otra vez y en la que se mezclaban los colores, ascendió hasta ellos. Aún después contaban que fue lo más hermoso que habían visto en sus vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario