lunes, 3 de mayo de 2010

Familia

Mi bisabuelo sería un gigante pelirrojo. Hijo de otro gigante pelirrojo, que cuando se enteró que un cura había golpeado a su hijo por no descubrirse al paso de una procesión, fue con sus amigos, armados con bastones, a esperar la salida de misa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario