domingo, 23 de mayo de 2010

Las lesbianas

Iría contigo a los bosques de verano
y comería de tu pan de mermelada.
Quizá llevase mis acuarelas a mano,
y pintara tu piel rendida y perfumada.

El aroma cabrón de las flores del crimen
excavará túneles en nuestras narices.
bajo una sombra dejaremos que nos mimen.
Porque nada nos preocupa, como dices.

Qué nubes en el cielo: un buque, un pájaro...
Los rizos de tu cabello, recien segado,
rinden la seguridad de un inmenso faro.
Y a los refrejos del abismo me he entregado.

Cortaremos la tarta de mamá, y a pedazos
como resacas, mirándonos a los ojos,
nos daremos un festín, en el que los lazos
cada beso y palabra aviven los enojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario