viernes, 4 de junio de 2010

La poeta

La imagino tan pequeña. Más doblada que una flor. Sin existencia.
Escribiendo juntos en la misma habitación. Y haciéndonos traer tabaco y comida por alguien sin rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario