sábado, 3 de julio de 2010

Mañana

No sé a suena tu voz, a qué saben tus ojos.
Si eres mar o montaña.
Háblame, mírame, llévame en tus mareas o entiérrame bajo tus piedras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario