miércoles, 8 de septiembre de 2010

Silencios

Esa tarde, después de cinco o seis citas, en que ella viene a verte borracha y se ha dejado olvidada la chaqueta. O esa tarde en la que ella no para de beber y no aparta la vista de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario