miércoles, 22 de septiembre de 2010

VII

Conozco el lenguaje de las aves y de los osos.
Los pensamientos de las flores y del mar.
Los animales duermen a mi lado y las rocas se abren a mi paso.
Las estrellas giran en mis ojos y la brisa mueve mi cuerpo.
Tengo la Luna en la boca y la Eternidad en mis manos.
Tú me transmites todo lo que existe, déjame coronarte de cielo.
Tú, que detienes el curso del río y tu puño esconde el sol.
Tú, que eres el centro, ven a mí con amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario