martes, 9 de noviembre de 2010

Cuerdas

De pequeño era escapista. Le pedía a mis amigos que me ataran de pies y manos y me libraba de las cuerdas en menos de cinco minutos. Hace tiempo que no me atan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario