lunes, 4 de abril de 2011

Cine sueco

"Soy curiosa, amarillo-azul". Cine dentro del cine. Falso documental. Un gato negro sobre la bandera de Suecia que se crispa hasta hacerla jirones. Imágenes frescas, a pesar de haber pasado cuarenta años. Más preguntas que respuestas, pero terror al resultado. Sin embargo, una sociedad culta, civilizada y sociable. Aún no asustada y embobecida. Libre de condicionamientos y sólo el robo de la inocencia y la precaución.
Lena muestra valentía y frescura a sus veinte años. Una belleza y pasión irresistibles.
-¿Es posible un cine igual en España? Me apunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario