domingo, 29 de mayo de 2011

Paseos

Zuri y yo hemos tenido muchas peleas con perros. A veces acabo con los brazos y piernas doloridos de mantenerlos a raya. Pero de lo que estoy seguro es que un perro nunca aguardará en la esquina para atacarnos. Lo veremos venir de frente, calibrando sus posibilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario