sábado, 25 de junio de 2011

Nueva crítica

He recibido una crítica exhaustiva y demoledora. Insiste en descripciones y desaprueba el abuso de diálogos. Parece que a nadie le gusta mi sentido práctico. Me piden información que no estoy dispuesto a mostrar.
Ciertas observaciones tienen razón, otras son absurdas. Ni siquiera me paré a pensar que existiera un hotel con el mismo nombre o que no comprendan que me invento el nombre de las calles.
Todos me aconsejan que escriba una novela de quinientas páginas, respete las tradiciones y prometen ser amables y escucharme.
Mientras tanto, sigo sin noticias de la editora a la que gustó mi fuerza. Si me llama, me iré con ella. Quiero desprenderme de este material y centrarme en las novelas juveniles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario