jueves, 14 de julio de 2011

Rodilla

Tengo la rodilla maltrecha, no actua de barómetro, duele igual con buen tiempo o sin él. En los momentos en los que el dolor se manifiesta, se vuelve frágil, mis piernas son como una rama seca, me siento inútil, torpe, que me hubieran arrebatato las calles por las que me gusta pasear. Llevar botas no ayuda y andar descalzo asegura que voy a pasar el verano con los pies negros, palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario