jueves, 25 de agosto de 2011

Como la piedra se hunde en la carne

Releo viejas libretas, han tenido a bien meterlas en cajas, en vez de una habitación llena de trastos, tengo un cuarto con libros apilados, música y películas. Las libretas se parecen unas a otras, están llenas de dibujos, palabras cuyo significado desconocía, autores que deseaba leer y esbozos de relatos, éstos últimos muy detallados, como si necesitara un itinerario marcado y maletas antes del viaje.

1 comentario:

  1. muy de cierto, tan fascinantes y concisas palabras.

    Saludos

    Brenda Ladurie

    ResponderEliminar