miércoles, 28 de septiembre de 2011

Hombres sin voluntad, odiar lo que te rodea

El hombre está sentado, con un perro mirando la calle, y comprendo que dijo que salía a pasearlo, cuando vuelvo a pasar siguen en el mismo lugar. (Que no me tenga que cuidar, cuando no pueda hablar y él sea quien informe de mi estado). Afirmo que es todo pobreza y sin capacidad para el placer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario