sábado, 3 de septiembre de 2011

Mis amigos los conductores

Valencia es ridículamente plana y llena de semáforos, cualquier día me atropellan, no sé de dónde viene el tráfico y la mayoría de veces no me acuerdo de mirar, no consigo recordarlo, me falta memoría, estoy acostumbrado a oírlos o ver lo faros, no es manera de pensar por la calle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario