viernes, 30 de septiembre de 2011

Nadie los va a parar

Los barrenderos valencianos llevarán un chip para saber si están en movimiento o parados. Me lo explica una joven en el autobús, todavía con el uniforme puesto, camino de su casa después de un día de trabajo.
-Me gusta lo que hago -dice-. Pero ahora voy a temer si me paro a beber agua.
La historia continua, pero no os interesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario