lunes, 24 de octubre de 2011

Nuestro hombre en España

Seguimos con las emociones. Chistian habla con su familia en el salón, en la pantalla aparecen una anciana y dos niñas, les suelta carrete mientras en otra se divierte con un juego. No continuo, soy injusto.

3 comentarios:

  1. Exacto, uan probreza de emociones.

    ResponderEliminar
  2. Y me falta decir que le televisor, por supuesto, está encendido enfrente. No comprendo estar con el pc y él de fondo. Pero yo me he criado con los ordenadores pesados, antes del portatil.

    ResponderEliminar