domingo, 6 de noviembre de 2011

De la noche

Un indigente murió en la Plaza del ayuntamiento, sobre las losas de mármol, la policía acordó la zona y tres hombres vigilaban que nadie se acercara. Estaba tapado por una sábana. La vida parecía tan normal por la mañana.

12 comentarios:

  1. Nos hemos acostumbrado a la muerte... y más a la anónima... decepcionante don del seer humano

    ResponderEliminar
  2. tragico, rutinario y encima pasa desapercibido

    triste

    ResponderEliminar
  3. La realidad en carne viva. Muy buenos tus escritos.

    Gracias por visitar mi sitio!

    ResponderEliminar
  4. Increíble pero cierto, y la vida sigue su curso y la indiferencia también.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por dejar tu huella en uno de mis espacios Ignacio.

    Sabes la vida llega a ser tan cruel, como la indiferencia, no hace mucho en plena calle a un hombre bastante joven le estaba dando un infarto, se fue agachando poco a poco al suelo y no podía respirar, la gente pasaba sin darle importancia. Cuando llamé urgencias y vinieron me lo confirmaron y entonces es cuando la gente se paraba morbosa a ver lo que había pasado cuando vieron la ambulancia.

    La verdad es que es tristísimo reconocer que el ser humano está dejando de ser "precisamente humano".

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Parece un reporte de la Policía. Lo de todos los días.

    Agradezco tu visita por mis Cachivaches.

    Te sigo.

    ResponderEliminar
  7. Qué triste lo que cuentas, Lisebe. Cuando ya no los necesitaba todos quisieron ayudar.

    ResponderEliminar
  8. En realidad creo que en todos los tiempos la vida no ha valido nada y pasa desapercibida si ademas no es alguien con prensa.

    ResponderEliminar
  9. Leo tu entrada y leo los comentarios...
    Alguien agoniza y nadie acude
    ¿Es indiferencia...
    o el miedo de contradecir a la parca.?

    Vine a devolverte tu visita
    e invitarte a seguirme
    yo me agregue al tuyo. Ya

    http://nidaeldore.blogspot.com

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  10. La cotidianidad de lo extraordinario tiene estos resultados

    Gracias por tu huella en mi blog a cambio te dejo un beso

    ResponderEliminar
  11. Ignacio, gracias por tu visita, así también tengo el gusto de conocer tu blog. He leído los últimos microtextos y me encanta ese enfoque tan social, tan crítico, y hasta tan poético; pues al final queda un sabor que nos llega profundo como expectadores partícipes. Acompañarte aquí, es un placer.
    Un gran abrazo desde 'Poemas del volcán'

    ResponderEliminar
  12. Más compañía de muerto que en vida...

    Saludos

    ResponderEliminar