domingo, 27 de noviembre de 2011

Vidas pausadas

Un día en la vida de Adrián: todas las horas frente el televisor, ruido de fondo.

8 comentarios:

  1. Pues anda que no entra la modorra con el ruido del televisor...sobretodo con la Formula 1! ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Nieves

    Pues anda que conozco yo a pocos como Adrián...

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Esto tiene pinta de domingo después de la juerga del sábado noche. A descansar, con el encefalograma plano...

    Un besillo,

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué envidia me da Adrián! Espero tenga la heladera cerca.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Yo practico alguna vez ese deporte. Es muy conveniente, aunque sea de vez en cuando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Todos tenemos un día así, pero seguro que vosotros tenéis libros, él necesita corriente alterna.

    ResponderEliminar