miércoles, 14 de diciembre de 2011

Prendido

Oigo mi nombre gritar desde la puerta, entran acaloradas, sonrientes y felices, han pasado el examen y las han echado de los bares, continuamos en casa hasta que se nos acaba el alcohol.

5 comentarios:

  1. Mientras estén en tu casa....a ganarse el premio..un abarzo desde Murcia..seguimos...

    ResponderEliminar
  2. Qué gran suerte, ya sea por el empleo al estudio o por simple capricho del destino. Ayer yo acabé con la cabeza que me iba a estallar.

    Sin duda el frac sería mejor, pero ya sabemos que a toda fuerza divina también se le escapa algo.

    ResponderEliminar