domingo, 29 de enero de 2012

Luis y yo

Cuando era muy pequeño, mucho antes de las novias, pero cuando ya existían las mujeres de una forma encantadora y misteriosa, recuerdo que tenía un amigo con el que en los recreos que nos apartábamos al sol para hablar. Siempre hablábamos de las chicas de clase, y de ese futuro próximo, pero aún tan lejano como para hablar sin un verdadero conocimiento. Los dos estábamos de acuerdo en que estar con una mujer muy cerca tenía que ser muy especial. Y pensábamos que cuando fueramos mayores, aquello, nos daría vergüenza insinuarlo a nuestras mujeres. No podíamos ni imaginar lo cerca que llegan a estar dos personas.

viernes, 27 de enero de 2012

Los papagayos

Iría contigo a los bosques de verano
y comería de tu pan de mermelada.
Quizá llevase mis acuarelas a mano,
y pintara tu piel rendida y perfumada.

El aroma cabrón de las flores del crimen
excavará túneles en nuestras narices.
bajo una sombra dejaremos que nos mimen.
Porque nada nos preocupa, como dices.

Qué nubes en el cielo: un buque, un pájaro...
Los rizos de tu cabello, recien segado,
rinden la seguridad de un inmenso faro.
Y a los refrejos del abismo me he entregado.

Cortaremos la tarta de mamá, y a pedazos
como resacas, mirándonos a los ojos,
nos daremos un festín, en el que los lazos
cada beso y palabra aviven los enojos.

Una mujer

Pow, un golpe en la pared, es Diana durmiendo.
Echaré de menos cuando vuelva a su país.
¿De dónde saca tiempo para pintarse las uñas?

Las últimas

A las ocho dos amigas volvían de una fiesta descalzas por la calle, los zapatos en la mano. Nadie mejor que ellas para contar qué es la vida.

miércoles, 25 de enero de 2012

El pasajero

Un hombre lee delante de mí en el metro, mueve la cabeza en cada línea que pasa, con los dedos de la mano hace cuentas. El libro está en inglés, de un tal Dan Snow. El lector lleva sandalias cerradas con calcetines, supongo que el invierno español no le asusta, tiene un ojo estrábico como muchos ingleses. Me gustaría en el futuro parecerme a él, viajando en un vagón, en un país extranjero, leyendo con tranquilidad.

jueves, 19 de enero de 2012

En casa

Consejos para un racista.
1- No digas, hablando con latinoamericanos, o cualquier persona, pero sobre todo con latinoamericanos, que no hay mujer peruana o boliviana que sea guapa.
2- Si estás hablando con un cubano sobre socialismo, no le corrijas que todos no somos igual, y añadas, para empezar, que él es negro y tú blanco.
-Cada día peor, sólo hay que dejarle hablar y cae todo el castillo.

sábado, 14 de enero de 2012

Tacones

Dos mujeres que caminan, el sonido de su paso a veces parece militar, otras como un caballo que pasara.

viernes, 13 de enero de 2012

Segunda despedida de Cristian

Por la noche llegó Grillo a casa para salir con nosotros, estuvimos hablando mientras esperábamos a las chicas, no llegaban y decidimos salir y quedar en el bar. Éramos Cristian, Adrián, Grillo y yo. Jugamos en Tabuco unas partidas de billar, cada uno conocía unas reglas diferentes, pero perdí todas las partidas al meter la negra. Finalmente apareció Diana con la otra Diana, tomamos algo y nos fuimos a buscar dónde pasar la noche. Esta vez era jueves, pero Valencia seguía igual de vacía, acabamos en un local de salsa, muy íntimo, para latinos, bailé con las Dianas, una lo hacía mejor que la otra. Grillo se descubrió como un contumaz bailarín, entendía todo lo que sonaba, la sangre se le revolucionó. Yo hubiera querido más, saber bailar mejor, sobre todo con la otra Diana. Me hizo recordar las bailes agarrados en My Way, con la esposa de un amigo. No puedo esperar más a que llegue el amor.

Primera despedida de Cristian

Iba a salir de paseo cuando llegaron Diana y Tatiana, habían comprado una tarjeta para Cristian y globos para decorar la casa, preparamos una cena y esperamos a que llegara. Durante la cena nos hicimos fotos, yo les leí poesía. A medianoche salimos por El Cedro, no nos convencía nada de lo que vimos y acabamos en Aragón, en un local del que había oído Cristian, dentro había cien personas, guapas y arregladas, bailamos, pero el protagonismo se lo llevó un calvo que se marcó unas piruetas. Sigo sin conocer las canciones que ponen. Nos recogimos pronto. Teníamos la ciudad vacía para nosotros para volver a casa.

martes, 10 de enero de 2012

Adrián

Adrián no hará feliz a una mujer, le mostrará una vida menor. Pasa el día frente el televisor, no conoce el silencio, los libros son un objeto extraño. Vive en una rutina de series, programas y noticias de deporte. Es profundamente aburrido. Si le duele algo, tiene que sentirlo el mundo. Ha llegado hace tres meses a la ciudad, dice que sale, pero sólo está unas horas fuera los sábados. No es ambicioso, atrevido, tiene que estar acompañado cuando se aventura a las calles. Su curiosidad es la de una roca, y para eso está, para que alguien tropiece. Lo quiero lejos de mí.

Colegios

Me gusta pasar por delante del colegios y oír los gritos de los niños, pero ya no se les puede ver. Aún recuerdo cuando esperando una amiga, hace muchos años, me quedé mirando por la verja de uno de ellos, vino una profesora y les dijo a los que jugaban más cerca que se separaran. Algo no está bien. Y lo peor es que aquellas profesoras estaban fumando, hablando de ellas, y no se daban cuenta de lo que ocurriría a su alrededor.

domingo, 8 de enero de 2012

Padres

Mientras baja el ascensor el gitano juega con su hijo a que simulan golpes y peleas.

jueves, 5 de enero de 2012

Olvidos, ¿quién lee hoy en día?

Volví de la compra y dejé la comida en la nevera, me quité la cazadora y me senté frente al ordenador, me había levantado para airear la cabeza, llevándome una hoja conmigo porque sabía que estaba a punto a salir de salir, y en efecto, cuando estuve en la calle me vinieron las palabras, pero ahora estaba sentado en la silla y no encontraba lo que había escrito, revolví la habitación hasta caer en cuenta que me lo había dejado en el supermercado, salí y no me había equivocado, la cajera tenía la hoja. Habían sido tan roñososos de llevarse un pequeño lápiz y dejar un original.

martes, 3 de enero de 2012

Madrileños

Hay algunas personas que llaman la atención sobre ellos, como el grupo que viaja delante en el autobús, son de fuera y uno de ellos les va explicando por dónde vamos pasando, lo miran todo con ojos pequeños, con la misma emoción que recorrerían una ciudad sobre un plano, nada les conmueve, critican el estadio de Mestalla, pasan por alto el cauce del río, pero cuando pasamos delante de la tienda de Apple, quieren bajar y verla.

domingo, 1 de enero de 2012

Día uno

Desde que estoy solo en el piso no me concentro en el trabajo, como si tuviera un anhelo encima del pecho y no me dejara respirar. Saldría de aquí y no regresaría, me esfuerzo por acabar un borrador de mi novela. Un cigarrillo consumiéndose en el cenicero.

Nochevieja

Pasé la tarde con mi cámara nueva haciendo fotos, pedí a algunas personas que me sacaran, pero normalmente no saben encuadrar. A las seis fui al centro, saqué una entrada para "Driver", a la salida todo estaba cerrado, con mil italianos en las calles, volví a casa y trabajé hasta que hice una pausa para ver "Siete novias para siete hermanos". Al día siguiente era Año Nuevo, pero qué día, ¿era domingo?