martes, 10 de enero de 2012

Adrián

Adrián no hará feliz a una mujer, le mostrará una vida menor. Pasa el día frente el televisor, no conoce el silencio, los libros son un objeto extraño. Vive en una rutina de series, programas y noticias de deporte. Es profundamente aburrido. Si le duele algo, tiene que sentirlo el mundo. Ha llegado hace tres meses a la ciudad, dice que sale, pero sólo está unas horas fuera los sábados. No es ambicioso, atrevido, tiene que estar acompañado cuando se aventura a las calles. Su curiosidad es la de una roca, y para eso está, para que alguien tropiece. Lo quiero lejos de mí.

8 comentarios:

  1. ¡Qué pena, qué pena, qué mierda y qué triste historia, me muero al leerte, no sé qué decir, cómo salir de este atolladero! ¿¿¿???
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola

    Mi nombre es Kari y soy administradora de un directorio web/blog gratuito, vi tu blog y me gustaría agregarlo a el, así lograr que mis visitas conozcan tu blog, espero tu respuesta.

    Te dejo mi email para que me escribas
    karivelezs@gmail.com

    Éxitos con tu site.
    Kari.

    ResponderEliminar
  3. UFF!!! mejor que nadie tropiece con este tipo, que desperdicio de vida, con todo lo que hay para disfrutar !con que poquito se conforman algunos!.
    Un micro muy bueno.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ...y lejos de mi también! Lo más lejos posible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El amargor y la desidia son contagiosos, así que mejor ponerlos en cuarentena, sí.

    ResponderEliminar
  6. Adrice no hará feliz a una mujer, pero tampoco lo sera el, de hecho no lo parece.
    Hay muchos Adrián.

    ResponderEliminar
  7. Pues este Adrián no conoce la felicidad, que pasarse el día en la televisión con los malos programas que hacen.
    Un saludo y gracias por tu paseo en mi blog

    ResponderEliminar