viernes, 27 de enero de 2012

Los papagayos

Iría contigo a los bosques de verano
y comería de tu pan de mermelada.
Quizá llevase mis acuarelas a mano,
y pintara tu piel rendida y perfumada.

El aroma cabrón de las flores del crimen
excavará túneles en nuestras narices.
bajo una sombra dejaremos que nos mimen.
Porque nada nos preocupa, como dices.

Qué nubes en el cielo: un buque, un pájaro...
Los rizos de tu cabello, recien segado,
rinden la seguridad de un inmenso faro.
Y a los refrejos del abismo me he entregado.

Cortaremos la tarta de mamá, y a pedazos
como resacas, mirándonos a los ojos,
nos daremos un festín, en el que los lazos
cada beso y palabra aviven los enojos.

8 comentarios:

  1. Como un dia para ustedes dos solos.. de campo :) es lindo.. un placer leerte.. besos..

    ResponderEliminar
  2. Tiene mucha fuerza, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  3. Una magnífica idea para soslayar las intemperies mundanas abocadas siempre al abismo de la dura realidad.
    Muy bonitos e idílicos versos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Parece un plan excelente.
    Como el poema.

    ResponderEliminar
  5. Parece un buen plan para dos, aunque sea un tira y afloja ;O
    Saludos y gracias por pasarte por mi blog

    ResponderEliminar
  6. Que poemaso, bien diferente, pero bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar