sábado, 11 de febrero de 2012

Alegría

Nunca olvidaré cómo baila Diana, lo hace con todo el corazón, abre los brazos y canta; sólo por eso merece la pena pasar la vida a su lado. Es la mujer que menos comprendo, a veces creo que es egoísta, infantil, pero ¿cómo puedo pensarlo si me ofrece todo lo que tiene? Habla muy rápido, es divertida, ríe con una tontería, pero otras veces no hay forma de encontrarla.

3 comentarios: