miércoles, 28 de marzo de 2012

Blog

Hace dos años abrí un blog, al principio daba lo mejor de mí, luego pasé a anotar pequeñas ideas, frases sueltas, le perdí el respeto, lo tomaba como un ejercicio de redacción en el que expresar con las palabras más sencillas algún pensamiento. A pesar de mi desdén, le tengo aprecio.
Me preguntaba por qué no recibía visitas, en otros blogs comentaban las entradas, pero nadie lo hacía en el mío, me intimidaba el número de seguidores que algunos parecían tener. Me decía que no eran tan buenos.
Una amiga me recomendó que dejara mi opinión a los bloggers que frecuentaba, así lo hice y al cabo de unas semanas empecé a ver incrementado el número de visitas y más tarde llegaron las primeras valoraciones. Aquello me subió la moral y continué con su consejo.
Sin embargo, cuanto más entraba en otras páginas y la gente se animaba a dejar algo en la mía, comencé a preocuparme. No parecían entender lo que trataba de hacer y algunas opiniones eran carentes de sentido. Sentí lo que significa tener un perfil popular en la red y que alguien entre en tu casa con las botas sucias y te la llene de barro.
Hay un blog para cada persona, aunque yo me he centrado en los de literatura, desde el escritor profesional hasta el que disfruta con serlo, pasando por el de crítica o divulgación de la cultura.
Navegando por los blogs de autores noveles se encuentran páginas con mucho talento, los temas a tratar son variados, pero abundan el rechazo y la soledad, lo que no deja ser irónico, en un mundo conectado a través de una línea de teléfono, o quizá por ello mismo.
Es una pena no exista un barómetro para saber a dónde dirigirse y no perderse en el ovillo, la única forma es navegar durante horas e ir apartando todo lo que no nos interesa, el mundo blog es democrático, por desgracia parece que el valor de algunas publicaciones es el tiempo que sus autores han dedicado a visitar al resto, creándose vínculos entre ellos, pero ¿no ha tratado siempre la literatura de eso, incluso las relaciones con las que me mantenemos afecto?
Yo no soy constante, en mi blog apunto recuerdos para recuperarlos más tarde, practico estilos, no me doy por entero, trabajo en una obra aparte y si no atiendo las publicaciones del resto, las visitas bajan, los comentarios desaparecen, tengo que volver a entrar en círculo, lo que quizá es una lección y una reprimenda para alguien que ha dicho: yo también siento, escuchadme; no os olvidéis de mí.

Publicado para Anika entre libros

lunes, 26 de marzo de 2012

Déjame entrar

Hay personas simpáticas, pero que hacen distinciones entre sus amigos, que llegan con la cara seria a casa y sólo explotan cuando hay alguien cerca, ella no es así. Es amable y divertida con todos, te hace sentir bien. Habla con un entusiasmo inigualable, recrea los diálogos con una gran belleza. Ríe y cambia su expresión cuando me cuenta algo, se despeina, mueve la cabeza, me mira con cientos de ojos.

domingo, 25 de marzo de 2012

Blog

Soy el primer consciente. Cuando abrí este blog creaba entradas. Buscaba dentro y recreaba una idea, pero conforme ha pasado el tiempo he ido prescindiendo de ornamentos hasta quedarme con líneas puras. Quizá gasto mis esfuerzos en otra parte, o me fui de La Eliana y vivo en Valencia, donde los edificios me hacen mirar abajo y no tengo cielo ni árboles. Mis ideas se me ocurrían paseando.

domingo, 18 de marzo de 2012

Drama

Un hombre y una mujer se conocen, tienen cada uno un hijo de una anterior relación, él no quiere tener más, pero ella lo pone como condición, el hombre acede, pero advierte de que no será cargo del niño, ella se queda embarazada y se casan. Con los años el hombre ha cumplido su palabra, cuando van al cine, él se va con los mayores a una sala y la mujer tiene que ver las películas infantiles en otra, cuando van juntos, siempre elige él, sin gusto. En casa, la tv siempre está encendida, pero no les gustan los mismos programas, ella está cansada de repetir un día tras otro.

sábado, 17 de marzo de 2012

Mi mujer

Soy feliz a tu lado. Trato de adivinar qué pensabas cuando cerraste los ojos de noche. Estoy deseando verte.

jueves, 15 de marzo de 2012

Pasos

Me crucé con Mary, Sandra, Jason, que ha dejado la carrera, una mujer pasó en un coche y me saludó, no me dio tiempo de verle la cara.
Hace calor y no hay sombras, recordaba más gente por la calle.
Mis labios se encontraron un momento con los de Chelo.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Ayer

Fui a casa de Marta, nos vimos las caras mientras nuestros perros intimaban (los míos se querían ir), hablamos sobre lo que hacíamos y la vida en Valencia y La Eliana. Por la noche me encontré con Chelo, es una mujer por la que merece la pena luchar. Soy un extraño en mi pueblo, la cultura de los bares en los que se mezclan gentes de todas las edades con la mayor naturalidad, que hablan e intentan arreglar el país mientras continúan con sus vidas.

lunes, 12 de marzo de 2012

No sabes ser besada

Diana no sabe separar el sexo de hacer amor. Sexo es cuando necesitas cariño, contacto, sentirte junto a otro... Hacer el amor es cuando no tienes que pedirlo.

Regreso

Vuelvo a mi pueblo una semana, tengo ganas de ver la gente, me parece tan lejano el verano cuando aún me encontraba allí...
La Eliana vive sin necesidad de la ciudad, echo de menos sus calles, el cielo, el silencio...
Está llena de personas que conozco, me he criado allí y podría decir que formado. Tengo una cita que deseo que llegue, en otros lugares sé que no apareceré. Pero es pronto para saberlo. Aún con todo, tengo mucho trabajo, estaré con mis perros...
Aquí dejaré una casa en la que cada uno ha invitado a unos amigos para ver las Fallas, habrá movimiento, no la encontraré igual...

domingo, 11 de marzo de 2012

Irene

Irene, que es dominicana, me contó que los negros, cuando llegan a otro país, hacen lo posible para bajar el nivel de color de su piel, me enseñaba la marca de la camisa, se alisaba el pelo una vez al mes en la peluquería..., y a mí, cuando se fue, me quedó todavía por aprender/comprender.

Poesía

Hoy pensaba que parece mentira que un día yo escribiera poesía, debe de ser como la música, si está alta, es que te has hecho viejo, hoy no siento la pasión, la fuerza, no sabría por dónde comenzar, si escribir cabeza abajo o en qué idioma lo haría.
Miro el trabajo de los demás y estoy dentro, la comprendo y sigo leyéndola, pero a estas manos se la acabó, que no os ocurra a vosotros. Sin embargo, siempre he soñado con escribir un último poema, uno que explicara de dónde partí y dónde me encuentro.

sábado, 10 de marzo de 2012

Robar un coche y dejarlo en Ucrania

Que te digan que tu conexión es lenta pero no saben arreglarlo es como un médico que te diagnosticara cáncer y no supiera curarte.

viernes, 2 de marzo de 2012

Marzo, deseando ir al cine

Qué sueño tan hermoso, lleno de amor, situaciones fantásticas y todo el camino cuesta abajo. Con noches como esta me levanto de mejor humor, creo que ha quedado algo, y así es las primeras horas. La cabeza se ha limpiado de problemas, tengo fuerza, no me importan la mayoría de las cosas. Es una droga dura, ejercicio mientras descansas, no sé por qué ha ocurrido, qué hice.