miércoles, 14 de marzo de 2012

Ayer

Fui a casa de Marta, nos vimos las caras mientras nuestros perros intimaban (los míos se querían ir), hablamos sobre lo que hacíamos y la vida en Valencia y La Eliana. Por la noche me encontré con Chelo, es una mujer por la que merece la pena luchar. Soy un extraño en mi pueblo, la cultura de los bares en los que se mezclan gentes de todas las edades con la mayor naturalidad, que hablan e intentan arreglar el país mientras continúan con sus vidas.

4 comentarios:

  1. en tu pueblo solo hay mujeres, por lo que parece

    ResponderEliminar
  2. Perros, hombres, mujeres, pueblos y bares...me gusta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. No, es que yo voy a verlas. Construyo mi pueblo, quiero cariño.

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo una amiga llamada Chelo también,qué cosas.
    La Eliana es un bonito pueblo en el que me muevo con frecuencia y me gusta.
    Un besito.

    ResponderEliminar