domingo, 13 de mayo de 2012

Pasado

Un niño que por primera vez le llegan las piernas al suelo, un padre o un tío que les lleva a una terraza de verano y el camarero habla con él y le hace sentir un Rey. -Visto ayer.

2 comentarios:

  1. He vuelto a la ciudad, después de vivir muchos años en un pueblo. Me he acordado de esas calles largas e interminables, en las que un niño no sabe orientarse, que sale con alguien a dar un paseo, desconoce todavía todo el mundo. Un extraño, seguramente porque sabe más que él o lo envidia, le habla. El niño se siente que tiene el mundo cerca, a sus pies. Se necesita poco para complacerlo.

    ResponderEliminar