martes, 17 de julio de 2012

Bestias

A un pastor, admirados por su perro, que obedecía cada señal de su amo, le preguntaron cómo lo había conseguido. -Nunca le mirado a los ojos -respondió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario