viernes, 20 de julio de 2012

Mi vida como un perro

En el film sueco "Mi vida como un perro", un joven es mandado al campo para pasar el verano. Allí conoce un chica que juega en el equipo de fútbol. Se hacen amigos y cuando sus pechos empiezan a crecer, le ayuda a disimularlos. Cuando se vuelven a ver en invierno, ella le dice que han crecido demasiado, que va a tener que dejar el fútbol. Se los enseña. Luego ella le pregunta si a él también le ha crecido. El joven contesta que sí, pero se niega a que la vea. Algo parecido me ocurrió

4 comentarios:

  1. ¿?

    ¿ Y?

    Un beso interrogante ( o dos).

    ResponderEliminar
  2. Iba a contar el caso parecido con mi vida, pero por respeto a ella me he callado.

    ResponderEliminar
  3. Hiciste bien.
    Hombre prudente y respetuoso, vale por cien.
    Un beso callado ( o dos).

    ResponderEliminar