sábado, 4 de agosto de 2012

Sin dueño

Un perro pasa mientras espero el autobús. Es grande y precioso, de color negro. Los coches van con cuidado para no atropellarle. Son las cuatro y bajo el sol saca un palmo de lengua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario