lunes, 27 de agosto de 2012

Septiembre

En unos días estaré en mi nueva casa. Me siento como si me hubieran dado una beca y disfrutara de un año para terminar mi novela. He comprendido que pertenezco a este pueblo, a sus caminos de tierra y asfalto. Se acabó salir por las noches por Valencia, ir al cine, pasarme por las librerías; pero seguirá sin estar lejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario