domingo, 9 de septiembre de 2012

Domingo

Me levanté a las seis, y eso que salí anoche, fui a casa de mi madre para pasear los perros. Cuando llegué estaban todos durmiendo. Saludé a Laia que estaba encima de cama y los otros salieron de debajo. Se pusieron contentos de verme. Me los llevé abajo y dimos una vuelta antes de que el sol saliera y el tráfico comenzara. Prefiero pasear mis perros sueltos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario