jueves, 25 de octubre de 2012

Golpes

Con el tiempo me terminó gustando eso de no tener público. Imagina poder liberarte del mensaje y concentrarte en el sonido puro, ahorrarte las explicaciones, las interpretaciones erróneas y todo lo relacionado con el negocio y la recepción de la obra. Imagina no tener que renunciar nunca a Artaud, a Chuck Berry, a Aleister Crowley, a los Beats, al I Ching y a Lewis Carroll. Imagina una libertad total."

STONE ARABIA, de Dana Spiotta.

2 comentarios:

  1. Cuando no se tiene público se es libre.
    Y además, auténtico.

    Ignacio, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Uy, está Vero ¡que amiga! ¡que poeta! Pero además te gusta Garcia Marquez y Fito y Fitipaldis ,sos de los mios. Me quedo y de paso te digo, que si, que el representar sin público te hace más vos mismo. Yo imagino ser y vivir como quiero, a veces lo logro, otras recito de memoria. Feliz de vos si podés tener libertad total. Un abrazo desde Uruguay.

    ResponderEliminar