viernes, 5 de octubre de 2012

Mediador entre cerebro y manos ha de ser el corazón

Uno de los films que más me ha impresionado este año es "Metrópolis", de Fritz Lang. Habla de un futuro en que los trabajadores viven bajo tierra y desempeñan tareas extenuantes para mantener a una clase privilegiada que vive en la superficie rodeada de lujos y avances. Hasta que el hijo del mandamás se enamora de una revolucionara de subsuelo y va en su busca, desencadenando la acción. Mezcla comunismo y el mensaje de Cristo, ciencia ficción, fantasía y romance. La música es estupenda, los decorados, iluminación. Aterradoramente actual en los tiempos que vivimos en España.

1 comentario: