lunes, 10 de diciembre de 2012

Otros premios

Me sienta como una patada que Rajoy asista en Oslo al Nobel de la Paz. Porque paz o libertad no es controlar los medios de comunicación; negar a las mujeres el derecho a decidir en caso de embarazo; no facilitar una enseñanza accesible y de calidad; subir las tasas judiciales; cuestionar el modelo linguistico; privatizar la sanidad o dejar caer toda la responsabilidad de nuestra situación sobre los más débiles. Él, como otros presidentes, no debería de estar presentes en la ceremonia, precisamente porque han sido las políticas de izquierda los que han logrado este galardón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario