domingo, 21 de abril de 2013

Occidente ayer

Un hecho: los primeros folios de las obras de Shakespeare eran escritos por personas que iban a las representaciones y, después de un par, los trasladaban en su casa.
Segundo hecho: los cuentos de los Hemanos Grimm eran relatados por viejos que se los sabían de memoria. No alteraron la composición, están escritos según se contaba.

2 comentarios:

  1. la literatura oral... entonces no es cierto que no hay nada nuevo bajo el sol?

    ResponderEliminar
  2. deja en entredicho nuestra actual retentiva. Por lo menos, la mía. Pero si me esfuerzo en no mentirme, creo que algo de aquello tenía cuando era más pequeño.

    ResponderEliminar