martes, 29 de octubre de 2013

Te sienta bien el pelo largo, agitado por el viento.
Nunca me contestaste.

sábado, 26 de octubre de 2013

Sueños en México, con un traje de boda azul que se perdía y bebiendo un tequila del color del té que no me hacía vomitar.

viernes, 25 de octubre de 2013

Nuevos sueños viajeros a Francia y Galicia.

viernes, 4 de octubre de 2013

Otro sueño recurrente en mí es la idea para una novela, son tan reales que creo que me he levantado de la cama y lo estoy apuntando, mientras voy pensando cómo trasladaré la confusa trama a un lenguaje que entienda cuando despierte, pues son tan brillantes las historias que pienso, complicadas y que explican el mundo mejor de lo que han hecho los maestros, que no puedo perderlas, me dijo, es la obra que he estado buscando. Pero ciertamente estoy durmiendo, no tomo notas. Las disfruto en mis sueños y se quedan para mí. Sería imposible, en verdad, que se pudieran llevar al papel. La cabeza del que lo intentara, estallaría en mil pedazos, así como los que la leyeran.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Sueño con frecuencia con Noruega, solo porque conocí a alguien de allí. Casi siempre me acerco por el círculo polar, estoy por el sur pero acabo en el norte, como si la quisiera toda para mí; me atrajera con una misteriosa fuerza. Por entonces, cuando conocía a esta persona, apenas sabía nada del país, era impersonal, pero lo llenó con su presencia; era su hogar y su lengua. Ella no se portó muy bien conmigo, y yo pude haberla amado sin miedo. Todo ha pasado, no volveremos a vernos, aquel tiempo ha quedado muy lejos. Pero yo sigo las noches acercándome a tierras vikingas. Son sueños felices, que me gusta tener. Si ella lo supiera, se reiría. O tal vez no. Cuando me hice una cuenta en facebook, la busqué, todavía no tenía una foto y no recordaba mi nombre. Intercambiamos un par de mensajes, pero, cuando supo quién era, interrumpió la conversación. No obstante, no preguntes cómo sé que cuando yo cambio mi foto de perfil, ella hace lo mismo. O, al menos, lo hizo un tiempo. Por lo que supe después, cuando ella y yo dejamos de vernos y pensaba que no volveríamos a cruzarnos, en unos días muy confusos y que supusieron mi final, regresó a Valencia al cabo de poco y estudió filología española. Me pregunto si me buscó, me hubiera gustado.

martes, 1 de octubre de 2013

Esta noche soñé con Óscar, al que conozco desde el instituto. Está casado desde hace siete años con Vanessa. Pero, cuando lo encontré, tenía el pelo más largo y se había afeitado la barba. Parecía más joven. Me dijo que no podía seguir saliendo con Vanessa, y algo de un aborto que había sufrido, o que le había obligado a él, pues no quería seguir con ella.