lunes, 18 de mayo de 2015

HECHOS

El cumpleaños había comenzado.
El vino palabras martilleaba,
el conjunto cuanto más se alejaba
intentaba algo que no le es dado.

Mi corazón la vio al otro lado
de la vidriera como caminaba
entre un grupo que la acompañaba;
dejó de sonreír al verme sentado

allí dentro, y la espalda me dio;
antes de desaparecer se rió
buscándome con mirada soslaya.

Sí, en conocimiento de mí se haya:
¿Qué si no cuando me reconoció?
¿Más por qué de ello? ¡Oh, corazón, calla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario